lunes, diciembre 25, 2006

Navidades: En Contra del Hombre de Rojo


JO JO JO

Algo extraño se ha desarrollado en mí, espero que al final lo logren, que lo desaparezcan, que lo secuestren, que una invasión de osos polares devore a todos sus enanos y no dejen ni las astas de sus imbéciles renos, sí, estoy empezando a detestar las películas de Santa Claus, esas que invaden la TV por miles y miles, cada día con un titulo mejor: El hijo de Santa, El heredero de Santa, El Niño que Salvó la Navidad, Santa en Apuros, Una Navidad en Apuros, Santa y …….cualquier locura de título cuyo argumento se resume más o menos así:

El Colacho sufre un accidente o es secuestrado o está a punto de morir o su tiempo se acaba o tiene hemorroides y es incapaz de repartir los regalos en Nochebuena, por eso busca su reemplazo, en esto no se han decidido entre si Santa hereda su cargo por consanguinidad a su hijo o busca al más trastornado personaje que lo remplace, aunque esta última generalmente es la opción más acertada, y claro el personaje debe aceptar pues de él depende el futuro de la Navidad. Y no, la Navidad no depende para nada de los Reyes Magos, ni de una familia pobre en Belén, menos de que haya paz en la Tierra y es impensable que se celebre la llegada de un niño al mundo, no, nada de eso, la Navidad depende exclusivamente de que un hombre vaya paseando su enorme trasero por el cielo gritando jojojo, y sin él no hay Navidad y ahora sí que nos llevó el carajo.


Me comprenden un poco mejor ahora, por eso no soy fanático del Gordo de Rojo, nunca me ha hecho gracia; a mí de güila los regalos me los traía El Niñito, ¿Qué como lo hacía? Pues no sé, era el Hijo de Dios y eso me bastaba como explicación sobre como un bebé era capaz de ir por el mundo dando alegría y obsequios. Aunque ahora mis creencias son muy diferentes, igual sigo preguntando a cuanto carajillo me encuentro por la calle.

¿Y qué fue lo que le trajo El Niñito? –

Escrito al compás de:

· Peregrino Gris, Confrontación

P.D: Hasta que al fin volví a escribir algo. Mensaje para mí, debo poner mayor esfuerzo en todo lo que hago y actualizar este vademécum más seguido. (¿Vade qué?)